Adoptar no es una moda, es algo que va más allá: es comprometerse con un ser vivo para darle amor y cobijo. Es, también, una responsabilidad social que requiere de personas serias, con palabra. Así que, si estás pensando llevar un animal para vivir contigo, para compartir tus espacios y tu cotidianidad, piénsalo dos veces, ponte la mano en el corazón y decide con cabeza fría.

Que no sea que tu mascota termine abandonada en la calle, en una veterinaria o en una peluquería (como está pasando últimamente). Piensa, tan solo un momento, en la tristeza de un animal al ser separado de su familia de la noche a la mañana. Adoptar debe ser motivo de celebración, y es la puerta de entrada a años y años de amor puro, de amor del bueno.

¿Insistes en adoptar? Bueno, ojo pues. Acá te ayudaremos a decidir entre perro o gato, porque sí señora o señor, no es lo mismo. Cada animal requiere cosas distintas de nosotros y es mejor no comprometerse con lo que no se puede cumplir.

A un perro, por ejemplo, es mejor darle un hogar donde haya compañía, no dejarlo solo todo el día. Por su parte, si bien un gato es más independiente, algunas personas creen que no necesita protección y cariño y eso es falso. Y en todos los casos se requiere tener espacios adecuados y dinero suficiente para los gastos que supone tener una mascota.

Pero bueno, ¿preparado? Averigua cuál es tu mascota ideal:

 

¿Y dónde adoptar perros y gatos en Medellín?