Antes de que empieces con este test debes saber que a la hora de adoptar el color de los gatos es lo de menos: blanco, negro, con machas naranjas o carey… ¿quién dijo que son una mercancía y que uno los puede ir eligiendo como se elige color de cucos?

Bueno, no nos pasemos de estrictos, también es cierto que uno puede tener ciertas preferencias y que sea el color que uno elija igual le está dando la oportunidad a un minino para que no viva las penurias de la calle.

(Lee tambiénSoldado avisado… lo que debes tener antes de adoptar un gato).

Para zanjar diferencias, supongamos entonces que vas a un albergue con muchos muchos gatos y ahí sí tendrás la oportunidad de elegir un color. Si eso llega a pasarte, este test podrá ayudarte a tomar la decisión final.

3, 2, 1… Acción.