Los gigantes más adorables del reino animal: los elefantes, tienen todo por enseñarnos a los humanos. Son el animal terrestre más grande del planeta, amorosos, cuidadosos, sagrados para algunas culturas y respetuosos de la vida de las demás especies.

Se han logrado identificar 3 especies de elefantes: el asiático, el africano de la sabana y el africano de la selva, con diferencias pequeñas pero lo suficientemente significativas para agruparlos en estas 3 categorías. Todos son herbívoros, de hábitos nocturnos e inmensamente enamoradores.

Tristemente, estos adorables son foco de los cazadores por sus colmillos de marfil, un material muy bien avaluado en el mercado internacional, pero que se usa básicamente para cumplir caprichos superficiales de personas inconscientes, mientras que para los elefantes son vitales, con ellos levantan objetos, excavan, y los usan incluso en sus rituales de apareamiento. La ausencia de los colmillos puede llevar al elefante a la imposibilidad de comer y por ende a su muerte.

Pero ahora sí, a lo que vinimos, ya sabemos que te encantan los elefantes por eso en esta entrada te dejamos 11 datos curiosos que te harán amarlos más.

  1. Los elefantes viven en sociedades matriarcales. Las hembras dirigen el grupo y permanecen en él hasta su muerte. Los machos abandonan la manada en la adolescencia.
  2. Son los únicos animales que lloran sus muertos y les dan sepultura. Cavan un hoyo para poner el cuerpo, lo cubren con tierra y ramas y se posan varios días allí mientras hacen su duelo.
  3. El cerebro de los elefantes de 4 veces mayor al humano, pueden almacenar grandes cantidades de información y se dice que es el segundo animal más inteligente después de las ballenas.
  4. Los elefantes no tienen miedo a los ratones, pero sí a las hormigas y las abejas.
  5. Aunque su piel parece gruesa y fuerte, es altamente sensible. Sus baños de lodo son precisamente para protegerse del sol.

6. La trompa de los elefantes tiene más de 40 mil músculos y cuenta con la precisión para agarrar una moneda y la fuerza para levantar un tronco. Es usada para dar muestras de cariño, para disciplinar a sus hijos, agarrar objetos y para emitir sonidos o barritar por ansiedad, felicidad o agresividad.

7. Su tamaño es proporcional a su alimentación. Pasan 16 horas del día comiendo en las que consumen cerca de 200 km de alimento.

8. No pueden saltar, pero son excelentes nadadores.

9. Los elefantes tienen comportamientos homosexuales. La época de apareamiento de las hembras es corta y los machos acumulan mucha energía, así que para calmar la ansiedad buscan otros machos.

Lee también: Test Salvaje: ¿Qué tanto sabes sobre animales? Volumen 1

10. Los sonidos que usan para comunicarse entre sí pueden ser percibidos por otros elefantes a kilómetros de distancia.

11. En promedio, un elefante camina la distancia equivalente a darle 14 veces la vuelta al mundo durante su vida. Su paso habitual es de unos 6.5 kilómetros por hora, pero cuando deben huir o atacar un enemigo alcanzan hasta 40 kilómetros por hora.

Nosotros quedamos derretidos de amor con estos gigantes ¿y tú?