Ya habíamos hablado de adoptar una gata carey y hasta de dejar los prejuicios y darle una oportunidad a los gatos y perros de color negro. Ahora se llegó el turno para las tricolor, también conocidas como calicó, esas bellezas de tres colores que son la mejor compañía.

1. Cada una es un ejemplar único en el mundo

Una gata calicó tiene tres colores: naranja, negro y blanco, y si bien pareciera que uno las ve por todas partes, la combinación de colores nunca se repite, por lo que cada una de ella es única en el mundo. Qué mejor ejemplo que esta gata con sus particulares manchas en la naricita.

Una foto publicada por ドンタコス下僕 (@dgeboku) el

2. Son de lo más cariñoso…

Bueno, sí, algunas son cascarrabias, pero como cualquier otro gato. Pero por lo general son unas bolas de pelos llenas de amor para dar y para recibir. Cuidado, que no te vean desocupado, porque en el acto querrán que las acaricies y que las consientas como las reinas de la casa que son o serán.

Una foto publicada por Jolandi Lombard (@ulandi_87) el

3. No son cualquier gato común por ahí…

Sí, quizá uno vea gatas tricolor por doquier. Claro, cuando en las páginas y grupos de Facebook ponen fotos de una nueva camada para adoptar, póngale la firma, hay una o dos gaticas calicó listas para un nuevo hogar. Pero eso no quiere decir que sean un gato común, todo lo contrario, detrás de ellas hay todo complejo orden genético que es muy difícil de explicar, pero que AQUÍ puedes entender un poco mejor. Así, cuando lleguen visitas a tu casa, tendrás un carretazo perfecto para sorprendelas con el fascinante mundo de las gatas tricolor, los cromosomas, los genes dominantes…

Una foto publicada por Alessi (@alessixox) el

4. Tienen muy buena procedencia…

Cada vez que veas a tu gata tricolor en la sala, revolcándose en la alfombra o mirando al bombillo en busca de cualquier pequeño insecto, deberás saber que esta se remonta a uno de los lugares y culturas más mágicas de la historia: Egipto. Su procedencia ha sido rastreada como parte de la migración surgida tras la apertura de rutas comerciales entre Europa y el norte de África. ¡Y ahora están en todo el mundo!

Una foto publicada por Devi Y (@deltaechovictorindia) el

5. Traen muy buena suerte y espantan fantasmas

Sí, es algo supersticioso pero, ¿por qué no creer? Cuenta la leyenda que los pescadores japoneses iban con gaticas calicó por los mares como amuleto contra las tormentas y fantasmas. Bueno, ahí tienes, si eres de los que se acuestan con la luz prendida porque te da miedo, esos días terminaron, solo debes adoptar una gata tricolor.

Una foto publicada por Animal La Revista (@animalrevista_) el

(Lee también: ¿Pensando adoptar un gato? Descubre qué color va con tu personalidad). 

 

6. Son unas modelos…

Ya nos habían criticado en el contenido sobre las gatas carey el hecho de promocionarlas como objetos decorativos, pero esa no es nuestra intención, solo que tenemos que ser claros: las tricolor son tan hermosas que combinan perfectamente en nuestro hogar y serán la sensación en cualquier cuenta de Instagram. ¡Tómenlo por el lado amable, compañeros!

Una foto publicada por Animal La Revista (@animalrevista_) el

7. Perfectas para todos los gustos

Algunos prefieren los gatos más claros y otros más oscuros. Otros aman los gatos peludos y otros sin tanto pelaje. Las calicó son la solución, pues no solo tienen 3 colores para zanjar diferencias a la hora de decidirse por un gato, sino que pueden ser de cualquier raza y tipo de pelaje. ¡No le inventes excusas a la tricolor!

Una foto publicada por Jessica Suárez (@jesssuarez_) el

8. Vas a la fija con su sexo y su nombre

Los gatos calicó son 99.9 por ciento hembras, así que rara vez encontrarás un macho por ahí con esos 3 colores. Por eso cuando adoptes una no tendrás que ir a los grupos de animalistas en Facebook a montar una foto de su traserito para averiguar si es macho o hembra. Ya solo tendrás que elegir un nombre para gata, por ejemplo: Canela, Rosita, Ramona, Luna, Venus, Mimí, Motita…

Una foto publicada por Bjohnblue (@bjohnblue) el

9. Si les contáramos… tienen hasta importancia política

Esto porque son uno de los emblemas oficiales del estado de Maryland en Estados Unidos. Desde el primero de octubre de 2001 la Legislatura de este territorio designó a las tricolor como tal, debido a que tienen los colores que conforman la bandera oficial: naranja, negro y blanco. ¡Pa’ que vayan viendo!

Una foto publicada por Animal La Revista (@animalrevista_) el

10. Ayudarás a los gatos, fundaciones y hogares de paso

Como sus colores son tan comunes y por ser hembras, muchas personas pasan de largo a las gaticas tricolor a la hora de ser adoptadas. Así, cuando adoptes una, le darás la oportunidad a esa pequeña que pasó meses enteros esperando encontrar hogar, y por ahí derecho, abrirás espacio a otro gato que podrá ser recibido en los hogares de paso o fundaciones para que también encuentre la casa soñada. ¡Es una cadena de amor!

Una foto publicada por Maggie (@tteggols) el

Entonces, ¿te decidiste por una gata calicó?