Grumpy Cat fue la reina de nuestro listado de los gatos más famosos en internet, publicado hace más de un año. Y no era para menos, porque desde su aparición en 2012 se dedicó a cultivar un gran número de seguidores y fue protagonista de programas y festivales en Estados Unidos.

El pasado 14 de mayo, Grumpy Cat falleció tras una afectación en su tracto urinario que, pese a la atención de excelentes profesionales, no pudo superar. Su partida, además de la tristeza que causa en medio de sus cercanos, debe dejarnos una reflexión importante dado que su fama fue resultado de una enfermedad que ahora es considerada por muchos una raza.

Grumpy Cat al estrellato

El nombre original de Grumpy Cat es Tardar Sauce (salsa tártara en español). Esta gatica de raza snowshoe nació el 4 de abril de 2012, y tuvo su hogar con la familia Bundesen, al lado de su hermano gatuno Pokey. Ambos nacieron de padres “normales”, pero​ Grumpy Cat era más pequeña que el común.

Con solo 5 meses Grumpy comenzó su camino al estrellato; todo ocurrió cuando el hermano su dueña, Tabatha Bundesen, publicó una foto que dejaban ver su expresión disgustada. 48 horas después la imagen tenía 1.030.000 visitas. De inmediato comenzaron las interacciones y algunos decían que las imágenes estaban alteradas digitalmente, pero la familia comenzó a subir videos donde se podía confirmar que el aspecto de Grumpy Cat era real.

Aunque Tardar Sauce era una gatica calmada y muy agradable, su aspecto la hizo convertir en la imagen del mal humor y ser la protagonista de cientos de memes, de allí surgió su nombre artístico Grumpy Cat (gato gruñón en español).

Tras 7 años de fama en redes sociales, programas de televisión y festivales, Grumpy Cat falleció en los brazos de su mamá humana. “Estamos inimaginablemente desconsolados por anunciar la pérdida de nuestra querida Grumpy Cat”, dijo Tabatha Bundesen.

Grumpy Cat tenía 1,5 millones de seguidores en Twitter, 2,4 millones en Instagram y 8,5 millones en Facebook, esta popularidad dejó grandes ganancias a su familia humana, que dedicó parte de ellas a donaciones a albergues.

Enanismo felino, una enfermedad y NO una moda

La apariencia especial de Grumpy Cat obedecía a dos condiciones o anomalías genéticas:

  1. Prognatismo: un defecto en la mordedura frecuente en gatos, perros e incluso humanos. Esta posiciona los dientes inferiores por delante de los superiores.
  2. Enanismo felino: una afección que causa que el gato se vea físicamente más pequeño que el promedio, pero que además va acompañada de otras enfermedades, como hipotiroidismo o la insuficiencia renal.

El enanismo puede deberse a muchas causas, y tanto en felinos como en humanos está asociado a un trastorno, llamado acondroplasia que es una alteración del ADN. Este es el factor que ha causado más debate dentro de la genética de Grumpy Cat, porque es una condición que ya había llevado a otros gatos a la fama y ha comenzado a potenciarse como una nueva raza.

La pregunta viene entonces en ese sentido: ¿por qué debe alterarse la genética de un animal, con una condición que causará problemas y dolencias a lo largo de su vida?

La cría de gatos enanos ha dado lugar al nacimiento del gato Munchkin, también conocido como gato salchicha, una raza que al igual que en los perros puede generar problemas óseos, afectación en la movilidad, propensión a la obesidad y vidas más cortas y con menos calidad de lo habitual.

En muchos de los concursos de mascotas ya está vetada esta raza de gatos, y es el momento de que los amantes de los animales, en honor a la memoria de Grumpy Cat y tantos otros gaticos que padecen enanismo, alcemos la voz para decir NO ante estas alteraciones. ¡Descansa en paz Tardar Sauce!

Déjanos saber tu opinión sobre este tema en los comentarios.