¿Se te hace difícil captar la pose tierna o chistosa de tu gato o perro en casa? Pues entonces no te podrás explicar cómo es posible que alguien haya tomado estas fotografías de animales salvajes en los momentos más increíbles de todos.

Un poco de suerte y muchísimo talento son la mezcla necesaria para que estos fotógrafos y sus obras hayan quedado en la memoria y sean los ganadores de premios y reconocimientos por sus imágenes.

Te mostraremos las fotografías de animales más brutales que participaron en los grandes concursos de 2018. Toma nota para que postules tus postales en las próximas versiones de estos certámenes.

Wildlife Photographer of the Year

El concurso Fotógrafo de Vida Silvestre del Año ha llegado a recibir más de 45 mil imágenes para ser consideradas dentro de las 19 categorías que se premian en este certamen.

“Wildlife Photographer of the Year emplea el poder de la fotografía para cuestionar la percepción del mundo natural, ayudando a fomentar la sostenibilidad y la conservación de la flora y la fauna. Celebramos la biodiversidad, la evolución y los orígenes de la vida, queremos inspirar una mayor comprensión de la naturaleza”. Declaran los organizadores del concurso.

Conoce aquí más detalles de Wildlife Photographer of the Year.

Aquí te dejamos 5 de las imágenes ganadoras en la versión 2018, ellos impresionaron con sus fotografías de animales en estado salvaje por la originalidad para narrar historias de este mundo que parece tan lejano.

La pareja de oro Fotografía ganadora en la categoría: Animal Portraits y galardonada con el primer premio absoluto de la competición Un par de langures chatos dorados de la subespecie endémica de las montañas Qinling descansa entre árboles. Esta subespecie se encuentra entre los primates más sorprendentes del mundo, pero están en peligro de desaparecer. Su número ha disminuido constantemente a lo largo de las últimas décadas y ahora quedan menos de 4.000 individuos.

Leopardo descansando Jóven Fotógrafo de Fauna Salvaje del Año Los leopardos de la Reserva de Caza de Mashatu son difíciles de fotografiar. Pero esta vez Skye tuvo suerte. Después de rastrear a estos felinos durante unas horas, se encontró con Mathoja, una hembra muy conocida. En un momento fugaz, justo antes de que se echara a dormir, capturó una imagen serena de esta majestuosa criatura. Nombrado por guías locales, Mathoja significa «el que camina cojeando», un título que se le dio después de una grave lesión en la pata cuando era un cachorro. Aunque sus posibilidades de supervivencia eran escasas, ahora es un adulto sano. Ella es una de las afortunadas: esta especie ha sido clasificada como vulnerable y muchos leopardos son cazados ilegalmente por sus cotizadas pieles.

Kuhirwa llora a su bebé Fotografía ganadora en la categoría: Behaviours Mammals Kuhirwa, una joven gorila de montaña, no renunciaría a su bebé muerto. Inicialmente acurrucó y arregló el pequeño cadáver, llevándolo a cuestas como las otras madres. Semanas más tarde, comenzó a comer lo que quedaba de él. Forzado por la poca luz a trabajar con una amplia apertura del objetivo y una estrecha profundidad de campo, Ricardo Núñez se concentró en el cuerpo de la cría en lugar de en la cara de Kuhirwa. Desde elefantes que acarician los huesos de miembros de la familia fallecidos hasta delfines que tratan de mantener a flote a sus compañeros muertos, hay grandes evidencias que demuestra que los animales expresan el dolor de manera visible. Así, las acciones iniciales de Kuhirwa pueden interpretarse como luto, su comportamiento muestra el dolor de una madre que ha perdido a su hijo.

El payaso triste Fotografía ganadora en la categoría: Wildlife Photojournalism Timbul, un macaco de cola larga, se lleva la mano a la cara para tratar de aliviar la incomodidad de su máscara mientras se entrena para ponerse de pie para un espectáculo callejero. Lugares como este son comunes en Indonesia, y Joan pasó mucho tiempo ganándose la confianza de los dueños de los monos. «No son malas personas», dice. La mayoría está ganando dinero para enviar a sus hijos a la escuela. Los macacos como Timbul viven en condiciones terribles, privados de las relaciones sociales que necesitan para prosperar. Trabajan muchas horas, bailando y montando bicicletas, movimientos que son antinaturales e incómodos para ellos. Las organizaciones para la protección de los animales están trabajando para hacer cumplir la legislación que hace que sea ilegal sacar a los monos jóvenes de la naturaleza o comerciar con ellos sin permiso.

Mud-Rolling Mud-Dauber Fotografía ganadora en la categoría Behaviours Invertebrates Georgina acudió temprano al pozo de agua para fotografiar aves, pero su atención se desvió a estas laboriosas avispas. Estaban ocupadas en la orilla del agua, enrollando el suave lodo en bolas y llevándolos a sus nidos cercanos. Para tener un buen ángulo, se tendió en el lodo, luego se concentró en una posible ruta de vuelo y comenzó a disparar continuamente. Las avispas hembra de barro utilizan las bolas de barro para construir sus nidos. Al juntarlas esculpen cámaras dentro de las bolas en las que las hembras ponen sus huevos. Antes de cerrar cada una, las avispas insertan los cuerpos paralizados de las arañas tejedoras de orbes como alimento para sus larvas cuando eclosionan.

Aquí puedes ver los ganadores de cada una de las categorías. 

National Geographic Travel Photographer

Este concurso es organizado por National Geographic y busca fotógrafos de cualquier nacionalidad que tengan imágenes muy impactantes captadas durante sus viajes. Se deben presentar fotografías que muestren la historia de un lugar o fotografías inspiradoras de viajes. Consulta aquí más información sobre National Geographic Travel Photographer.

Para 2018 hubo 3 categorías: Naturaleza, Ciudades y Personas. Las que te mostramos a continuación son algunas de las fotografías de animales más impactantes de este concurso.

Una pareja de macacos japoneses escapa del frío invernal en las aguas termales. FOTOGRAFÍA DE KOUSUKE KITAJIMA, NATIONAL GEOGRAPHIC TRAVEL PHOTOGRAPHER OF THE YEAR CONTEST

Una bandada de flamencos emprende el vuelo. FOTOGRAFÍA DE CHENGUANG XIAO, NATIONAL GEOGRAPHIC TRAVEL PHOTOGRAPHER OF THE YEAR CONTEST

Una pareja de jirafas Masái macho descansa en la zona de conservación de Ngorongoro, en Tanzania. Momentos antes de sacar esta foto, las jirafas estaban usando sus cuellos como armas para golpearse. FOTOGRAFÍA DE LEINANI SHAK YOSAITIS , NATIONAL GEOGRAPHIC TRAVEL PHOTOGRAPHER OF THE YEAR CONTEST

Un tiburón punta negra divide un banco de espadines plateados mientras nada por las aguas en torno a la isla Mirihi, en las Maldivas. FOTOGRAFÍA DE MOHAMED SHAREEF, NATIONAL GEOGRAPHIC TRAVEL PHOTOGRAPHER OF THE YEAR CONTEST

Un grupo de macacos japoneses se acurruca en la isla Shodoshima, Japón. Durante el frío, 30 macacos o más se acurrucan para entrar en calor, formando lo que los japoneses llaman «saru dango», que se traduce por «dumplings de monos». FOTOGRAFÍA DE SHINICHI MASUDA, NATIONAL GEOGRAPHIC TRAVEL PHOTOGRAPHER OF THE YEAR CONTEST

The Comedy wildlife

Este particular concurso que hace alusión a la comedia de la vida salvaje nace con dos propósitos: uno tener un recuento de fotografías de animales muy alegres y divertidas; dos promover la conservación de la vida silvestre, generando aprecio y respeto por estos encantadores animales.

El reto de estas fotografías de animales es la precisión del momento exacto, del disparo oportuno y el resultado que no solo debe ser lindo sino muy gracioso. La participación en este concurso es gratuita, conoce aquí más detalles de The Comedy wildlife.

Te dejamos algunas de las imágenes más divertidas.

Alex Walker’s Serian Creatures of the Land Category Mary McGowan with Caught In The Act

Spectrum Photo Creatures in the Air Category Shane Keena with Peek-a-boo

Danielle D’Ermo with Coastal Brown Bear Cub with a Headache

Barney Koszalka with So There

Kallol Mukherjee with Rhinopeacock

Geert Weggen with Splits

¿Cuál de las fotografías de animales te gustó más? Cuéntanos en los comentarios 🙂