¡No seamos convencidos! Los murciélagos no están pendientes de nosotros para atacarnos y chuparnos la sangre por el cuello. Sí, está bien, existen los vampiros, pero poco tienen que ver con Drácula.

De las más de 1.000 especies que existen en el mundo, solo 3 son hematófagas (que se alimentan de sangre) y estas no atacan en manada, no muerden con los colmillos y por lo general se alimentan de la sangre de vacas, caballos y aves cuando estos están dormidos. No los van a matar y mucho menos a convertirlos en vampiros. ¿Alguna vez has visto una vaca vampiro? Nunca.

En lugar de abonarles a la mala fama que tienen, deberíamos reconocer la importancia de su función en el equilibrio de los ecosistemas.

¿Por qué son importantes?

Son excelentes polinizadores, controladores de plagas y dispersores de semillas. Son irremplazables en esa función y son tan efectivos que existen árboles que solo dependen del murciélago. Más de 150 tipos de plantas dependen de los murciélagos para reproducirse.

Amenazas

  • Perdida del hábitat. Los humanos transformamos los ecosistemas donde ellos habitan.
  • Destrucción intencionada de sus refugios.
  • Calentamiento global.

Los murciélagos ocupan el segundo lugar en diversidad de mamíferos después de los roedores. Colombia es el país de la región tropical que más especies de murciélagos tiene.

Estabas equivocado sobre los murciélagos

  • No son ratones con alas. Por su evolución genética no tienen nada que ver con los roedores.
  • No defecan por la boca. Como vertebrados que son, así como los humanos, los murciélagos tienen un aparato digestivo que empieza en la boca y termina en el ano.
  • No todos son nocturnos. Algunos son diurnos, no utilizan ecolocación y tienen ojos grandes.

Para conocerlos mejor: así son los murciélagos

  • Son los únicos mamíferos que pueden volar y llegar casi a cualquier lugar ambiente.
  • Son monógamos, es decir que solo se aparean con una pareja durante la época reproductiva. Pero, pueden cambiar de pareja en la siguiente época. 
  • Durante las horas de luz descansan en madrigueras: cuevas, troncos, huecos en los arbustos, minas, debajo de puentes, alcantarillas, entre otros.
  • Los murciélagos pertenecen a la orden de los quirópteros, que significa “alas en las manos”. Las alas de los murciélagos se soportan en 4 de sus 5 dedos los cuales están particularmente alargados.
  • Cuando los murciélagos se cuelgan (por eso queda con la cabeza hacia abajo), su peso ejerce una fuerza sobre los tendones que mantienen las garras en posición de enganche. Mientras están colgados, los murciélagos pueden ahorrar energía, hibernar y comenzar a volar solo desplegando las alas.
  • Las extremidades de los murciélagos tienen el mismo tipo de huesos que las humanas. Lo único que las diferencia es que los huesos de las manos de los murciélagos son más largos y están cubiertos por una membrana que se extiende hasta las patas, llamada patagio. Solo el dedo pulgar queda libre.

Lee también: ¿Guácala? Por estas razones debes proteger a los chulos o gallinazos.

La magia de volar en la oscuridad, los murciélagos y su sistema de ultrasonidos

Los murciélagos se comunican con el mundo exterior a través de la ecolocación. ¿Qué es eso? No es más que la emisión de ultrasonidos, que si bien los humanos no los percibimos, a estos mamíferos les permite volar en la oscuridad y cazar insectos sin chocarse. Las ondas de los sonidos rebotan en los objetos y el murciélago interpreta esa información. Es como si un murciélago al volar por encima de nosotros supiera cómo es la textura de nuestra ropa e incluso la fisionomía de la cara, algo quizá difícil de entender para nosotros que dependemos tanto del nuestro sentido de la vista. 

Se dice que los murciélagos tienen en su genoma los secretos de la eterna juventud ya que pueden vivir hasta 40 años, proporciones increíbles para su tamaño. Es como si los humanos viviéramos 400 años.

Artículo publicado originalmente en Medellín Ciudad Inteligente*