Eso de que los gatos tienen 7 vidas o que los perros saben defenderse solos no es del todo cierto. Nuestras mascotas también están expuestas a accidentes que pueden resultar fatales si no actuamos de manera rápida.

Te contamos qué hacer en 3 casos de emergencia cuando no tenemos un veterinario cerca. Recuerda que estos consejos tan solo son de primeros auxilios y no debemos olvidar acudir de inmediato donde un profesional.

Esto nos recomienda Andrés González, médico veterinario de la Universidad de Antioquia:

Quemaduras

  1. Lo primero que debes hacer es bajar la temperatura de la herida con agua fría. Nunca debes aplicar hielo porque una temperatura demasiado alta puede generar más lesión en los tejidos.
  2. Limpia bien la herida.
  3. Si es posible, aplícale una crema cicatrizante con antibiótico. También puedes aplicarle cristal de penca sábila.
  4. Finalmente, si consideras que es necesario, tápala con una gasa estéril.

En cualquier caso de emergencia mantén siempre la calma. Sí, sabemos que es un momento difícil, pero si piensas con cabeza fría resolverás mejor la situación.

(Te puede interesar: Desastres naturales: ¿cómo salir bien librado con mi mascota?).

Fracturas

  1. Antes de actuar evalúa si es fractura abierta (exposición del hueso con herida), o cerrada (no hay exposición del hueso).
  2. Si es abierta se debe desinfectar muy bien la herida con Solución de Clorhexidina y posteriormente controlar la hemorragia con un vendaje. Además, es importante inmovilizar la fractura para controlar el dolor.
  3. Si es cerrada se debe inmovilizar con un vendaje. Si es posible, adminístrale un analgésico como el Meloxicam en gotas (de 1 a 2 gotas por kilogramo).

En ambos casos es importante llevarlo al veterinario lo antes posible. Evita al máximo el movimiento de la zona fracturada.

Recuerda tener siempre a la mano un botiquín de emergencias especialmente para animales y un directorio actualizado de veterinarias cercanas a tu casa.

Intoxicación

  1. Identifica de qué forma se dio la intoxicación: si es por contacto o por ingestión.
  2. Si es por contacto se debe bañar el animal con abundante agua por unos minutos.
  3. Si es por ingestión, en caso de que NO sea un producto corrosivo, se puede inducir al vómito dándole de beber agua con sal (solución hipertónica) o agua oxigenada.
  4. Si no lo consigues debes administrarle de inmediato carbón activado (el cual viene en tabletas o se puede hacer poniendo un pan a quemar y se le da el carbón que se obtiene) para que el tóxico no sea absorbido.

Ojo: muchas medicinas de uso común en humanos son tóxicas para perros y gatos. Algunas de ellas y que en ningún caso debes darle son:

  • Paracetamol.
  • Metamizol.
  • Diclofenaco.
  • Aspirina.

Repetimos: en todos los casos recuerda llevar a tu peludito de urgencias al veterinario.