Estas diminutas criaturas que atormentan los cuerpos de nuestras mascotas se pueden convertir en un serio problema si no se manejan a tiempo y de forma adecuada. Por tu salud, y la de tu mascota, debes estar atento para enfrentar a estas saltadoras profesionales.

Las pulgas son insectos que aunque no vuelan tienen una capacidad asombrosa para saltar  y por eso pasan fácilmente del lomo de una mascota a otra, además se bajan del animal para poner sus huevos y estos pueden permanecer por largos periodos en el ambiente, siendo muy fácil que se transporten en ropa, zapatos, entre otros.

Dicen que en relación con su pequeño cuerpo, las pulgas son el mejor saltador que existe sobre la tierra.

Tanto las pulgas como las garrapatas se alimentan de sangre, y el pelaje de los animales les da el calorcito perfecto para que se acomoden y camuflen, sin embargo se sienten atraídas por cualquier mamífero y sin mayor problema pueden picar a los humanos.

La principal señal de alarma sobre la presencia de pulgas es la picazón, para prevenir el contagio y eliminar esos primeros insectos que aparecen es importante tener en cuenta estas recomendaciones:

  • Busca un antipulgas con efecto residual (que no solo actúe sobre las pulgas presentes en el animal, sino que también permanezca en circulación para controlar las que puedan llegar)
  • La mayoría de productos tiene duración de 30 días
  • Acompaña la aplicación del antipulgas con una fumigación controlada del entorno para disminuir las cantidad de huevos y larvas (asegúrate de fumigar con productos que no sean nocivos para perros o gatos)
  • Si tienes varias mascotas en casa es necesario aplicar antipulgas a todas
  • Varía el producto utilizado para que no se genere resistencia y pierda su efecto.

Las pulgas han mostrado resistencia a productos que hace algunos años eran  muy eficaces, los laboratorios están en reto permanente para reinventar componentes. Usa marcas y formas de aplicación diferentes para que sea más efectivo.

cat_animallarevista-pulgas

¿Qué pasa si no haces nada para controlar las pulgas?
Las pulgas son causantes de alteraciones alérgicas en la piel como dermatitis caracterizadas por alopecia, piel enrojecida y prurito. Además son hospederas de parásitos y bacterias que generan enfermedades aún más graves como anemias severas, decaimiento y anorexia.

La anemia es la enfermedad grave más común causada por la presencia de parásitos, se da por la ausencia de glóbulos rojos que a su vez puede ser originada por la pérdida de sangre. Por su parte, la anorexia en los animales no es un trastorno psicológico, como ocurre en los humanos, es una enfermedad física que altera su apetito porque impide que el animal sienta hambre.

(Lee también: Guía básica: ¿Cómo brindarle los primeros auxilios a mi mascota?)

Ante estas complicaciones el antipulgas es insuficiente, y es necesario iniciar tratamiento médico recomendado por tu veterinario.

Recuerda que nuestras mascotas siempre requieren que estemos atentos a sus señales de alarma, no dejes que estas pequeñas se salgan de control y generen caos en la salud de tus peludos.