Hace días ya entró en vigor un Nuevo Código de Policía en Colombia. Allí se estipula, para los dueños de mascotas de razas potencialmente peligrosas, la obligación de adquirir un seguro o póliza que cubra los daños que puedan causar -eventualmente- algunos caninos a otras mascotas.

Esta reglamentación ha disparado la oferta en el mercado de estos seguros, pero a su vez ha generado confusión entre los dueños de las mascotas, sobre qué tipo de seguro es el que se debe adquirir, qué tipo de accidentes o eventualidades debe cubrir, dónde adquirirlo y cuánto pagar por uno.

Lo primero que hay que diferenciar es la necesidad del seguro. La reglamentación de la Policía Nacional, a través de su nuevo Código, busca la preservación de la vida y la protección de los animales; de esta forma los dueños podrán recompensar económicamente si una mascota le hace daño a otra.

Este seguro – según el nuevo Código-  es obligatorio adquirirlo para los dueños de las razas “peligrosas o potencialmente peligrosas”, y no adquirirlo traerá sanciones económicas y hasta la cárcel.

Lo cierto es que el Gobierno y el Congreso no han aclarado ni definido bien la reglamentación ni los parámetros que debe incluir esta póliza, además de dónde conseguirla; por su parte, el Gobierno anunció la emisión de la reglamentación oficial para evitar inconvenientes y sanciones.

Otros seguros

Por otro lado están los seguros o pólizas que cubren desde emergencias veterinarias, enfermedades, hospitalizaciones, medicamentos, hasta gastos exequiales. Todos funcionan de distinta forma  y varían los precios de cada uno de ellos.

Empresas como Falabella, el Éxito, Bancolombia o Sura ofrecen a los dueños de las mascotas una póliza o seguro bastante amplio; funcionan por eventualidades y de estas dependerá el valor económico que debas invertir.

Las eventualidades cubren desde:

  • Gastos médicos por accidente.
  • Consultas veterinarias a domicilio.
  • Orientación veterinaria telefónica.
  • Consulta en veterinaria elegida por el usuario.
  • Gastos médicos por enfermedades no preexistentes.
  • Controles médicos a domicilio.
  • Traslado de la mascota por emergencia.
  • Asistencia por pérdida de la mascota.
  • Servicio de eutanasia por enfermedad o accidentes graves.
  • Vacunación de refuerzos, baño y peluquería canina después de algún tipo de accidente.
  • Medicamentos a domicilio.
  • Entre otros.

El valor de la póliza dependerá de qué tantos servicios requiera tu mascota.

De esta forma no habrá excusas para asegurar la salud y la vida de tu mascota; además, si eres dueño de un canino de alguna raza que requiera la compra de este seguro, te evitarás ser sancionado por parte de la Policía y su Nuevo Código.

 

Y tú, ¿eres usuario de alguno de estos seguros para mascotas? ¡Cuéntanos en los comentarios tu experiencia!