No hay excusas que valgan  para matar lo que nos causa temor: ni las fobias ni el desconocimiento nos puede  llevar a eliminar cuanto animal creemos que es ‘peligroso’. Así como las zarigüeyas, los murciélagos y hasta las cucarachas, las serpientes son vulnerables ante las acciones irresponsables de las personas.

Algunos de los principales actos humanos por lo cuales se ven afectadas las serpientes son:

  • Transformación de su hábitat: lo cual las afecta gravemente ya que las deja sin un lugar donde encontrar alimento, buscar pareja y reproducirse.
  • Persecución y matanza: no contentos con invadir su hábitat, cuando las pocas especies que toleran este cambio siguen viviendo y compartiendo el área con nosotros, terminan siendo eliminadas al primer encuentro con ellas.
  • Atropellamiento en carreteras.

“Las serpientes son vitales para el funcionamiento de nuestro mundo ya que mantienen controladas poblaciones de animales transmisores de enfermedades como roedores e insectos. Algunas de las enfermedades que disminuyen en sitios con poblaciones saludables de serpientes son: leptospirosis, hantavirus, plaga, salmonelosis, fiebres hemorrágicas, meningitis y enfermedades provocadas por infecciones bacterianas”. Laura Rubio Rocha, herpetóloga.

Ahora sí… Aquí va el listado de las serpientes más perseguidas en el Valle de Aburrá que, más que miedo, deberían despertarnos agradecimiento por el papel tan importante que cumplen para el medio ambiente.

Las especies más comunes y perseguidas del Valle de Aburrá

De las 42 especies de serpientes que se encuentran reportadas para el Valle de Aburrá, las más comunes son:

1. Guardacaminos o mataganados – Erythrolamprus epinephelus

Esteban Alzate.

Esteban Alzate.

Hábitat: bosques, cultivos y zonas urbanas donde hay vegetación.

Actividad: es diurna y en días cálidos se puede encontrar asoleándose o buscando alimento en la hojarasca, suelo, caminos e incluso concreto. También puede trepar arbustos en busca de sus presas, las cuales son principalmente ranas, renacuajos, lagartijas y artrópodos.

Temperamento: es una serpiente inofensiva y dócil. Cuando se pone nerviosa o se ve amenazada suele levantar la parte anterior del cuerpo y ensanchar y aplanar el cuello, lo que la hace parecer más grande. Es una actitud de defensa que le sirve mientras intenta escapar rápidamente.

Es común que las personas la maten al confundirla con las corales verdaderas, pero en el Valle de Aburrá se puede distinguir fácilmente de las dos especies verdaderas por sus ojos grandes, vientre claro y ausencia de bandas blancas definidas.

2. Falsa coral – Oxyrhopus petolarius

Esteban Alzate

Esteban Alzate.

Habitat: al igual que la guardacaminos, esta serpiente puede habitar diversidad de ecosistemas.

Actividad: es nocturna. Tiene un veneno débil que utiliza para matar algunas de sus presas como lagartijas, pequeños mamíferos, ranas, otras serpientes e incluso murciélagos, pero no representa ningún peligro para las personas o mascotas.

Temperamento: esta especie es reconocida por su docilidad ya que rara vez trata de morder cuando es manipulada, por el contrario, al encontrarse con una persona trata de huir con rapidez.

La podemos reconocer por su color negro brillante acompañado por anillos naranja/rojizos o incluso blancos, con frecuencia incompletos o irregulares y por su vientre crema. Todas estas características, además de sus grandes ojos, nos pueden ayudar a distinguirla de las corales verdaderas.

Las falsas corales en general (hay 5 especies en el Valle de Aburrá) son muy perseguidas por el temor que generan al ser confundidas con las verdaderas corales.

3. La cazadora – Mastigodryas boddaerti

Esteban Alzate

Esteban Alzate.

Hábitat: es diurna, por lo que nos podemos encontrar con ella en gran variedad de ambientes como pastos, arbustos y zonas arborizadas.

Actividad: no representa ningún peligro, excepto para ranas, roedores y lagartijas, los principales componentes de su dieta.

Temperamento: es inofensiva y debemos dejarla seguir su camino. Esta serpiente es observada con frecuencia al interior de Medellín, como en la Universidad de Antioquia, Jardín Botánico y cerros tutelares.

Es de tamaño moderado ya que puede llegar a los 1.5 m de longitud, la coloración varía dependiendo de la etapa de su vida. En juveniles (foto) el color es café oscuro con bandas grises o claras irregulares, como en un patrón de ajedrez; mientras que en adultos (foto principal), su coloración dorsal es café claro o verde oliva uniforme, con una línea clara longitudinal que se extiende desde la parte posterior de la cabeza. Su vientre es claro.

(Lee: Escucha a 5 aves colombianas que piden con cantos no extinguirse).

4. El bejuquillo o cabezona – Imantodes cenchoa

Laura Rubio Rocha

Laura Rubio Rocha.

Hábitat: es una serpiente arborícola.

Actividad: en el día se puede encontrar durmiendo escondida en espacios vacíos de árboles, enrollada en bromelias, debajo de troncos u hojarascas. En la noche es una activa cazadora, además es muy ágil ya que es capaz de extender cerca de la mitad de su cuerpo sin sustentación para buscar sus presas, las cuales se componen principalmente de ranas y lagartijas y algunos huevos de reptiles.

Temperamento: sus movimientos son lentos y es de carácter dócil y tranquilo. Es inofensiva para las personas y sus mascotas.

5. La tierrera – Tantilla melanocephala

Esteban Alzate.

Esteban Alzate.

Hábitat: se encuentra en tierras bajas y laderas del Valle de Aburrá. Podemos reconocerla por su pequeño tamaño, coloración del cuerpo café con 3 a 5 líneas oscuras longitudinales, cabeza y nuca negra/café oscura y manchas claras a los lados de la cabeza.

Actividad: se alimenta principalmente de ciempiés, pero también puede consumir insectos y arañas, por lo que a veces ingresa a las casas de las personas en donde es atacada.

Temperamento: la Tantilla melanocephala es una serpiente pequeña, que alcanza máximo 50 centímetros de longitud y es inofensiva. No se considera peligrosa para las personas y sus mascotas. Por el contrario, cuando ingresa a nuestras casas nos ayuda a controlar plagas como las cucarachas.

Una de las formas de conocer la importancia de estos animales es gracias al grupo en Facebook Serpientes y culebras del Valle de Aburrá‘. Además, es una plataforma para que cualquier persona que tenga dudas sobre serpientes o que haya encontrado una en su entorno, pueda identificarla, despejar sus dudas y eliminar el miedo.

 

Fuente: Laura Rubio Rocha, herpetóloga y magíster en ecología y biología evolutiva.