Las bolas de pelo en gatos son estructuras formadas por la ingesta espontánea de pelo de tu gato al momento de acicalarse, estas son expulsadas a través de tos o vómito.

Aunque no puedes controlar estos episodios, debes estar atento a cualquier signo de alarma, pues la formación y expulsión de bolas de pelo no es algo que se deba presentar diario.

Los gatos con mayor predisposición a las bolas de pelo requieren mayor supervisión, pues estos episodios pueden derivar en complicaciones. Así que, es importante que estés informado acerca de los síntomas para reconocer si tu gato está enfermo a causa de una bola de pelo.

Ten en cuenta signos de alarma, como: vómito, anorexia, decaimiento, estreñimiento, los cuales indican que tu gato necesita visitar el veterinario.

Aproximadamente el 35% de los propietarios de gatos afirman que sus mascotas constantemente expulsan bolas de pelo. Si ese es tu caso, debes saber que tu minino puede llegar a ingerir hasta 2/3 partes del pelo que muda diariamente a través del acicalamiento. Estos pelos son difíciles de digerir, por eso tienden a aglomerarse en su estómago y formar ese aspecto de “nudo cilíndrico”, al que se llama bola de pelo.

De forma natural, tu gato es capaz de eliminar las bolas de pelo a través de la regurgitación, tos, vomito o sus heces.

Foto: Gatilandia

Problemas con las bolas de pelo

Usualmente tu gato es capaz de eliminar por sí solo las bolas de pelo, el problema ocurre cuando la ingesta de pelo supera la capacidad de evacuación. En ese caso, empezarás a notar el aumento en el tamaño y la cantidad, lo que le dificultará su expulsión.

Esto puede deberse a:

  • Episodios de muda o problemas de piel que generen mayor pérdida de pelo
  • Conductas excesivas de acicalamiento como estrés
  • Sensibilidad digestiva en tu gato o dietas poco balanceadas

Es acá donde se ve afectada seriamente la salud de tu gato, ya que podrían causarse obstrucciones parciales o totales por la cantidad de pelo acumulado en cualquier porción de su tracto digestivo.

Lee también: Bolsa primordial: la barriga colgante de los gatos

¿Cómo prevenir estos problemas?

Ahora bien, para prevenir estas complicaciones puedes:

  • Proporcionar una dieta balanceada a tu gato
  • Suministrar productos específicos para el control de las bolas de pelo
  • Cepillar constantemente a tu minino
  • Darle multivitamínicos para mantener el pelaje en óptimas condiciones

Asesórate con tu veterinario de confianza acerca de estos productos y cualquier tratamiento que vayas a iniciar a tu mascota.

Puedes ponerte en contacto con el autor a través de santiagollano.veterinario@gmail.com.