Tanto la leucemia como el sida felino son enfermedades altamente contagiosas entre los gatos que afectan el sistema inmunológico. Identificarlas es muy importante para el bienestar de tu mascota, y para ello hay diferentes tipos de pruebas. Pero ¡cuidado! Todas las pruebas tienen su margen de error y por eso hoy queremos entregarte información sobre los falsos negativos de sida y leucemia felina.

Lea también: 5 Mitos y verdades sobre el sida y la leucemia felina

Las afectaciones al sistema inmunológico reducen la capacidad del organismo de defenderse de bacterias, hongos u otros virus. Los síntomas pueden ser muy variados y por lo general van acompañados de un progresivo deterioro del estado de salud.

El diagnóstico del sida y la leucemia felina puede ser complicado porque los síntomas son inespecíficos. Hay pruebas de laboratorio que ayudan a identificarlas, pero a veces los resultados son dudosos y requieren varias pruebas sucesivas para conocer la presencia del virus y la respuesta del cuerpo ante este, pues no todos los animales responden de la misma forma.

Algunos animales son solo portadores y no presentan síntomas, mientras que otros pueden padecer un cuadro agudo que puede producir la muerte.

Sospechas de falsos negativos de sida y leucemia felina

Si tu gato da negativo a una prueba pero presenta alguno de los siguientes síntomas, vuelve a consultar con tu veterinario porque podrías estar ante falsos negativos de sida y leucemia felina.

– Pérdida de apetito

– Disminución progresiva de peso

– Desmejoramiento del aspecto y calidad del pelaje

– Aumento de tamaño de los ganglios linfáticos

– Fiebre persistente

– Infecciones en la piel, la vejiga o las vías aéreas superiores

– Diarrea

– Cambios de conducta

 

Tipos de pruebas diagnósticas para sida y leucemia felino:

  • Snap o prueba rápida: Es una de las más comunes, para aplicarla se necesita una pequeña cantidad de sangre del gato. Esta prueba permite detectar el virus de leucemia circulando en la sangre, y los anticuerpos del virus del sida (sustancias que el cuerpo del gato crea para defenderse).

Si hay sospecha de que un gato es positivo y esta prueba da resultado negativo, se recomienda realizar una diferente.

 

  • Pruebas de laboratorio: Elisa e inmunofluorescencia son los nombres de algunas pruebas que realizan los laboratorios. Para esto se necesita tomar una muestra de sangre y enviarla al laboratorio para su análisis. Estas pruebas detectan el virus de leucemia bien sea en sangre o en algunas células que se encuentran en la sangre (neutrófilos, plaquetas) y los anticuerpos para el sida felino.

 

  • PCR: Reacción en Cadena de la Polimerasa. Esta prueba se realiza en un laboratorio más especializado. Es la mejor prueba de todas, pero a su vez la más costosa. Permite detectar cantidades muy pequeñas del virus, que no alcanzan a identificar las otras. Para esta se necesita una muestra de sangre o de médula ósea.

Te invitamos a consultar y que sea tu veterinario quien decida qué pruebas realizar y en qué momento, ya que el resultado de una sola puede no ser suficiente en algunos casos.

Para consultas veterinarias y atención a domicilio en Medellín y municipios cercanos, puedes ponerte en contacto con el autor a través de santiagollano.veterinario@gmail.com.