Controlar la reproducción de perras y gatas se ha convertido en un tema de salud pública para el cual la esterilización es la manera adecuada de resolverlo. Sin embargo, algunos propietarios de mascotas optan por inyectarles progesterona para que, como si fueran humanos, planifiquen sin cirugía. Pero ¡OJO! La progesterona no es para perras y gatas, y en lugar de resolver un problema, estás haciendo un gran daño a tu amigo de 4 patas.

La progesterona es una hormona sexual que liberan los ovarios y posteriormente la placenta. En una de las etapas reproductivas, su función es preparar el endometrio (una parte del útero) para facilitar la fecundación. Luego, durante el embarazo, ayuda a que este transcurra de manera segura. Esto sucede de manera natural, tanto en humanas como en hembras de las diferentes especies animales.

La progesterona como hormona sintética se creó para el uso humano y se utiliza para la planificación de las mujeres, sin embargo, algunos lo utilizan en animales con el mismo fin, pero con resultados muy peligrosos para la salud.

Aquí algunas de las consultas veterinarias más frecuentes en torno al uso de la progesterona en perras y gatas.

¿Se puede utilizar las inyecciones de progesterona en los animales?

Estas inyecciones son de uso humano. No deben ser empleadas en las mascotas.

¿Cuáles son las razones por las que los propietarios utilizan inyecciones de progesterona en los animales?

La principal razón por la que los propietarios de las mascotas utilizan estas inyecciones en sus mascotas es para prevenir que las hembras entren en celo o en calor y así van a prevenir gestaciones. Otra de las razones es la de evitar la presencia de gatos callejeros en busca de gatas en celo, prevenir estos encuentros que conllevan a posteriores peleas que son perturbadores para algunas personas.

¿Qué pasa si se utilizan inyecciones de progesterona?

Estas inyecciones lo que hacen es mantener el útero en una sola etapa reproductiva, alterando así el ciclo normal de la misma. Cuando esto ocurre el útero activa ciertos mecanismos y receptores de progesterona, la cual no permite que las hembras entren en celo o calor, pero al estar este estímulo de manera constante, habrá varios cambios internos que van a llevar a una colonización de bacterias y se producirá una infección en el útero llamada piómetra.

La progesterona no es para perras y gatas porque produce una infección llamada piómetra, en otras palabras, materia o pus en el útero, lo cual puede conducir a la muerte si no se diagnostica y se trata a tiempo.

¿Se puede utilizar solo una dosis de progesterona en los animales?

¡Claro que no! Las excusas son múltiples, los propietarios dicen: ‘’Es que solo he inyectado a la perrita/gatica una vez’’, “’Es que solo le puse un poquito, nada más’’. Una sola dosis, así sea baja, es suficiente para producir un piómetra en las mascotas.

¿Qué otros métodos de planificación existen en los animales?

A diferencia de los humanos, que tienen diferentes métodos de planificación, los animales solo tienen como opción segura la esterilización. Además de prevenir gestaciones no deseadas, tiene beneficios como la disminución del riesgo de tumores mamarios y reproductivos e infecciones como el piómetra.

Lee también: Esterilización de mascotas: Cuidados para un excelente resultado

En conclusión

Si vas a tener una mascota, debes ser un propietario responsable, y para esto la esterilización es uno de los puntos de partida. No te pongas a inventar, no pongas en riesgo la salud de tu mascota, la progesterona no es para perras y gatas.